Documento de Valoracion de la campaña de EUPV

Valoración de los resultados electorales del 7J al

Parlamento Europeo

 ·       
Hemos asistido a una campaña electoral donde los
grandes partidos han monopolizado turbiamente los espacios electorales y los
escasos espacios mediáticos que se pusieron al servicio de la campaña,
desplazando el debate sobre Europa y sobre la crisis económica, para poner en
primer plano una confrontación en clave interna que ocultaba su gran
coincidencia en la apuesta por el fracasado modelo neoliberal europeo, así como
en las recetas para superar la crisis. Este planteamiento de campaña por parte
del PSOE y PP ha desincentivado la participación (45,94%) que es casi la misma
que hace cinco años (45,14%) en la que ya se marcó un record histórico y que
desveló –ya entonces- el gran déficit democrático, de participación, que
caracteriza el proceso de integración europeo, que se vislumbra para la mayoría
de los ciudadanos y ciudadanas como ajeno a la solución de los problemas que
les aquejan. La responsabilidad de los gobiernos y de la propia UE es muy grave
por la desinformación existente sobre una institución que ya decide sobre el
70% del cuerpo legislativo de los países miembros.

·       
Con la pérdida de mas 700.000 votos, 5 puntos,
el PSOE ha pagado su responsabilidad en la gestión de la crisis, al percibir su
electorado la sintonía de su política económica con quienes la han provocado y
la falta de protección del empleo y de quienes están padeciéndola, así como del
tejido productivo en lo que se refiere a las pequeñas y medianas empresas, autónomos,
economía social y el campo. Pero la subida de algo mas de 200.000 votos, 1
punto, del PP indica que ha aprovechado este desgaste pero no ha logrado el
amplio margen que esperaba, no logrando convertir estas elecciones en un
elemento de desestabilización. Con todo, ya se alzan voces que plantean que Zapatero
se someta a una moción de confianza ante el triunfo del PP (42,23%) sobre el
partido del Gobierno (38,51%). Es necesario valorar negativamente que frente a
la subida de la derecha del PP y el merecido retroceso del PSOE, no sea la
izquierda anticapitalista, y en concreto IU, la que aumente su espacio
electoral, sino la UPyD
(449.499 votos, 2,87%), representante del nuevo lerrouxismo político, ampliándose
la base social del pensamiento conservador y reaccionario.

 ·       
Valoramos positivamente que IU (583.708 votos,
3,73%) haya podido revalidar los dos eurodiputados de la coalición con ICV, en
un escenario de bipartidismo, y en el marco de una reducción de escaños
parlamentarios en Europa para España (de 54 a 50), lo que nos permite seguir siendo la
tercera fuerza política de ámbito estatal. Pero debe preocuparnos –como
comentábamos- que ante el descenso del PSOE, IU no haya aumentado significativamente
su respaldo, perdiendo 60.000 votos desde las anteriores Europeas (bajo de
4,15% en 2004 a
3,87% en 2009) y que el voto crítico con la crisis y esta construcción europea
se haya quedado en casa.

 Sin embargo, comparando
con las elecciones generales de 2008, entendemos que se ha frenado el descenso
electoral, y finaliza un ciclo político a partir del cual el mensaje de la asamblea
que eligió a Cayo Lara como Coordinador y la unidad interna conseguida son un
aval para el relanzamiento de la organización. Queda mucho trabajo por delante para
IU pero con este resultado se puede afrontar con más tranquilidad la nueva
etapa de refundación de IU, más necesaria que nunca. En  este contexto IU debe seguir ejerciendo una
oposición de izquierdas firme y responsable, en defensa de los intereses de los
trabajadores y trabajadoras, continuar la campaña de movilización contra la
crisis explicitando nuestras medidas y alternativa, profundizar y perfilar la
propuesta de modelo de Estado federal, y trabajar por superar sus dificultades
organizativas para llegar a la sociedad, asumiendo de esta forma, su parte
–nuestra parte- de responsabilidad en la gran abstención. Todo ello en un
contexto en el que la presencia de una izquierda anticapitalista frente a la
crisis global del capitalismo se hace especialmente urgente.

 ·       
Urgente, también, por nuestra aportación al
fortalecimiento de la opción alternativa que representa el PIE en Europa y los
partidos y formaciones que han integrado hasta ahora el  GUE/GVN cuando el resultado electoral
conformará el Parlamento Europeo con un PPE consolidado y ampliando
representación, y en el que se observa 
un fuerte retroceso de la socialdemocracia oficial representada por el
PSE  y la peligrosa irrupción de la
extrema derecha.

 Por lo que se
refiere a nuestra representación, en el marco de un descenso numérico de la
cámara por la aplicación del Tratado de Niza, 
se alcanza a 35 eurodiputados, seis menos que en la anterior
legislatura. Se puede concluir que, en líneas generales, se ha producido un
estancamiento de los partidos que componían el antiguo GUE/GVN, fruto del
retroceso en algunos casos y del avance en otros. Así, es importante destacar
la desaparición de Rifondazione Comunista que pierde todos sus escaños de 2004,
obteniendo un 3’4%, sin que la escisión de Vendola (Sinistra e Libertà) llegue al
3%. También se ha retrocedido en Holanda (con dos eurodiputados menos) o en
Dinamarca. Por el contrario, hay que destacar el aumento de la CDU (PCP-Verdes) y del Bloco
en Portugal que obtienen un 10% cada uno, el avance del Frente de Izquierdas en
Francia (PCF, socialistas y verdes) con un porcentaje cercano al 6%, mientras
que el Partido Anticapitalista no ha podido superar el 5%. También se han
obtenido buenos resultados en Grecia entre el KKE (que sube) y SYNASPIMOS (que
se mantiene), así como Die Linke que aunque lejos de las expectativas
preelectorales, ha obtenido un importante 7’6%. También habría que destacar que
se mantiene la representación en Irlanda (1) y se vuelve a obtener uno en Gran
Bretaña gracias a los resultados obtenidos por el Sinn Féin en el Ulster.

 Por otra
parte, Los Verdes Europeos obtienen mayor representación que nosotros/as
gracias a la subida en Alemania y en Francia, pero no hay que olvidar que en el
mensaje verde en estos dos países (sobretodo en Francia con Cohn Bendit a la
cabeza) ha sido, como mínimo, ambiguo sobretodo en cuanto a las medidas para
salir de la crisis capitalista o respecto a la política internacional de la UE, oscilando de la izquierda a
la derecha dependiendo del momento o del electorado potencial.

 ·       
Si algo caracteriza los resultados electorales
en el País Valenciano es el apabullante triunfo del Partido Popular, (53,22%) que
nuevamente evidencia la hegemonía social, política e ideológica, de un partido
neoliberal y de derecha extrema, que ha venido actuando desde la GV recortando la libertad de
expresión, impulsando el enriquecimiento desmedido, la depredación del
territorio, la desindustrialización y el abandono del campo, la precariedad
laboral y la privatización de los servicios públicos, fragilizando la economía
valenciana al hacer depender su crecimiento del ladrillo, como se ha visto al
estallar la mayor crisis mundial del capitalismo ante cuyo impacto, en pocos
meses, se situaba a la cabeza del incremento del paro de toda España con el 20%
del mismo, alcanzando a casi medio millón de personas.

 Pero el
mensaje del Partido Popular ha calado en todas las clases sociales. La imagen
de opulencia y crecimiento económico de estos años pasados se ha abierto camino
en una sociedad cada vez más desestructurada e individualizada. El Partido
Popular ha presentado el crecimiento económico de estos años como su principal
aval. En ese contexto, las obras faraónicas y los grandes eventos -que se
presentan como una demostración de triunfo colectivo- así como el victimismo
frente Catalunya y al Gobierno Zapatero, han tenido como objetivo cohesionar a
una parte importante de nuestra sociedad en torno a sus propuestas y valores,
hasta identificar Comunidad Valenciana
con Partido Popular. A ello ha ayudado la Radio y TV valenciana que presenta diariamente un
País que no es el nuestro. En este contexto, y con importantes brechas
abiertas: crisis, Caso Gürtel, se ha dado las elecciones europeas.

 ·       
La realidad demuestra que el PP ha sabido
movilizar a sus votantes, instrumentalizando los resortes institucionales para
convertir estas elecciones en un plebiscito del Presidente Camps, imputado por
delito de cohecho, sumando a su discurso victimista: el del gran ataque de “los
socialistas” al Presidente de “todos” los valencianos. El mensaje del Partido
Popular ha calado en amplios sectores sociales. Es especialmente preocupante la
insensibilidad moral en torno a la corrupción manifestada por el electorado de
derechas en el País Valenciano. Los efectos de la crisis y el caso Gürtel no
impiden al PP ganar por goleada ( 981.482 votos, 53,20%), superando los
resultados de las autonómicas de 2007 (52,22%), las generales de 2008 (51,59%),
al beneficiarse de la alta abstención
y del desgaste del Gobierno Zapatero, que ha salpicado a un PSPV-PSOE (702.244
votos, 37,42%) que ha ejercido en este último periodo de muletilla
incomprensible del Gobierno central, renunciando a su papel de oposición. El
castigo al PSPV es fuerte, perdiendo 5 puntos sobre 2004 y más de 4 respecto a
las elecciones generales. Sin embargo no podemos dejar de constatar que, en
términos absolutos, el PPCV pierde 290.887 votos respecto a los resultados del
2007 y 429.570 votos respecto a 2008 e irrumpe UPyD que sin tener estructura
organizativa en el P.V. y alcanza el 2,14% (40.223 votos), adelantando al Bloc
que baja electoralmente (0,98%, 18.369 votos) respecto a las generales de 2008
(1,09%).

 ·       
El resultado es una fortísima derechización de
la sociedad a la vez que la consolidación del bipartidismo. A pesar de la
crisis las alternativas de izquierda no han logrado ampliar sus apoyos. El PP
ha ganado en el caso valenciano con un porcentaje de votos alarmante. La subida
de UPyD, único signo que camina en contra del bipartidismo, también representa
un indicador  del viraje derechista de la
sociedad, ya que parte del descontento social por la crisis y por el
bipartidismo estéril se inclina, crecientemente, por esta formación españolista
e ideológicamente ambigua que busca situarse entre el PP y el PSOE. Por otra
aparte, exceptuando Catalunya y Euskadi (y un poco Galicia), PP y PSOE alcanzan
el 80,74% y el P.V. 90,62% del total de los votos.

 ·       
Los resultados de EUPV (2,78%, 52.108 votos)
bajan en 6.000 votos (0,55 puntos) los obtenidos en las Europeas de 2004,
aunque repunta unas décimas respecto a las generales (2,71%), es verdad que con
una abstención mucho mayor, produciéndose el mismo fenómeno que en IU. EU sigue
siendo la tercera fuerza política del P.V. y la única alternativa posible,
desde la izquierda, al bipartidismo en las Cortes Valencianas. Es una esperanza
situada en la izquierda que parte de un patrimonio político e institucional
importante, y de una organización, que con sus insuficiencias, alcanza a
estructurarse en una buen parte del País Valenciano. Pero no podemos quedarnos
en un análisis complaciente de los aspectos positivos de los resultados.
Constatar los elementos positivos es importante, pero hoy, difundir nuestro
trabajo y nuestras posiciones a la sociedad a través de los medios o apoyar
plataformas y sus reivindicaciones trasladarlas a las Instituciones –que es
imprescindible- resulta insuficiente.

 ·       
En esta situación se hace más imperiosa todavía la refundación de nuestro proyecto político
alternativo de izquierdas. Su necesidad no se deriva de nuestro voluntarismo,
sino de la realidad política. Porque la paradoja es que, en un contexto de
fracaso del neoliberalismo que ha propiciado el estallido de la crisis global
del capitalismo, las principales fuerzas que han desarrollado el proyecto
neoliberal, como el PSOE, pero también el PP, se han esforzado por esconder su
perfil neoliberal y presentarse como fuerzas preocupadas por los problemas
sociales. La cuestión está en transformar el malestar frente a los desastres
del capitalismo en una alternativa creíble para amplios sectores sociales que
IU/EU no ha podido expresar hasta ahora con la amplitud que se necesita.
Tenemos bases para lograrlo, y este es el objetivo, el reto de la refundación.

 ·       
La necesidad de este proyecto de izquierdas
alternativo, se produce en un contexto en el cual el resto de fuerzas
anticapitalistas (dejando de lado Iniciativa Internacionalista en Euskadi) se
encuentran en un orden de resultados muy por bajo de IU/EU. La refundación de
IU/EU como movimiento político y social no puede tener el centro de gravedad en
la relación con grupos políticos todavía más minoritarios, sino en el trabajo y
los movimientos sociales, en llegar e incorporar a trabajadores y trabajadoras
afectados por la crisis, sindicalistas, activistas sociales, mujeres comprometidas,
jóvenes universitarios, y el mundo de la cultura comprometido socialmente. Esa
es la base de la refundación,  aunque la
credibilidad de este proceso depende de que se sitúe en una dinámica unitaria y
no de división.

 ·       
Una dinámica que debe basarse en un cambio en el funcionamiento interno,
dando continuidad a la etapa iniciada tras la asamblea de IU y de EU, de
consenso e integración y reforzando los métodos participativos, asamblearios,
practicando lo que decimos: otra forma de hacer política. A la vez, reforzando
la organización a través del estímulo a la participación de la afiliación,
haciendo más horizontal la organización facilitando la colaboración de personas
no afiliadas – a través de las áreas fundamentalmente- y la recuperación de
militantes haciendo especial hincapié en las zonas blancas.

 Estas elecciones son un punto de
inflexión que marca el final de un ciclo político para la organización, tanto
en el País Valenciano como a nivel estatal. A partir de ahora, sobre la unidad
y la cohesión interna conseguidas después de la
IX Asamblea de IU y la de EUPV, vamos a
trabajar para superar el reto del 2011. La campaña de las elecciones europeas
ha servido para revitalizar los colectivos locales y comenzar a formarlos de
nuevo. Ahora, en el marco de la refundación, deberemos acometer las tareas que señaló
la X Asamblea de
EU.

 

En este sentido deberemos poner
en pie un plan de trabajo que aborde los siguientes elementos:

 1.- Continuar con el trabajo
iniciado de movilización frente a la crisis. A corto plazo  es urgente proponer un Plan Valenciano de Medidas Anticrisis. Aquí, el trabajo con
Sindicatos, CEPYMES, Cooperativas de Trabajo Asociado, Unió, Plataformas de
Defensa de lo Público (sanidad, enseñanza, dependencias…) y de Medio ambiente,
es fundamental.
2.- Lanzamiento del proceso de refundación de EUPV, en el marco de lo que se apruebe en IU,
que esté precedida por una Convocatòria
pel País
con alternativas claras y concretas a las nefastas políticas del
PP y sus consecuencias, desde la exigencia de la regeneración democrática y la
defensa de la ética en la vida política valenciana, dándole continuidad en el
debate de nuestro programa electoral autonómico de 2011 que debería concluir en
una Convención Programática a celebrar un año antes de las elecciones
municipales y autonómicas. Este proceso de refundación, debería ser un proceso
abierto y participativo, que incorporara activamente a la base a nuestra
afiliación, que recogiera el debate desde los colectivos locales con lo más
activo de nuestros pueblos y ciudades, y que se asentara en convenciones
programáticas municipales, dando especial relevancia a las de las grandes
ciudades. De esta forma nos permita incluir otras gentes que pudieran aportar
desde su experiencia sindical, laboral, social, cultural, etc..
Esta iniciativa de carácter
programático, en función de su éxito, nos llevaría a plantearnos la forma de articular
organizativamente a personas y organizaciones se hubieran acercado a EU.
Para articularlo, la C.E. pondrá en marcha una
Comisión de Trabajo integre y coordine el trabajo de elaboración política de
las áreas y de otras secretarias.
3.- Relanzamiento organizativo
que:

 

1.- Asiente
territorialmente la organización, con atención preferente a zonas blancas y
municipios donde debamos recuperar presencia institucional. Con especial
preferencia a las grandes ciudades donde está nuestra cantera de votos
tradicional y a cuyos ayuntamientos debemos incorporarnos.
2.- Concrete
organizativamente el lema de nuestra asamblea: "Cada municipio con su
colectivo y cada colectivo con su lista electoral".

 4.- Elevar la capacidad de
intervención política de la organización, lo cual requiere -entre otras cosas-
que nuestra militancia conozca la política aprobada en la Asamblea y los mecanismos
de democracia interna que nos hemos para el debate y la toma de decisiones, así
como las prioridades de nuestro trabajo. En este sentido deberemos prestar
especial atención a la formación de la militancia, pero muy especialmente a los
colectivos dónde más jóvenes se hayan incorporado y de nuestros cargos públicos
y de los futuros candidatos y candidatas en las elecciones municipales y
autonómicas de 2011 en particular, a través de actividades coordinadas entre la Secretaría de Formación
de la CE y la Fundación creada por
EUPV

 5.- Proyectar el conocimiento
externo de nuestras propuestas y, en el interno, el conocimiento del trabajo de
nuestras organizaciones locales y comarcales desde los medios alternativos de
comunicación, que deberán ser lo mas participados posibles.

 Va a ser una etapa de mucho
trabajo, muy exigente, si queremos confirmarnos como tercera fuerza política en
el 2011, mantener nuestra representación en las Cortes y volver a lo grandes
ayuntamientos. Deberemos trabajar de forma unida y coordinada: cargos públicos,
entre si, y los colectivos y cargos públicos conjuntamente. Deberemos atender
las necesidades de los colectivos y los Consells implicándonos en ello la C.E.

 Tenemos que responder ante los y
las ciudadanas de nuestro trabajo, y rendir cuentas de este periodo. El reto es
duro pero apasionante. Debemos priorizar lo político en un funcionamiento que
debe ser lo mas participativo posible.

 

 Consell Polític Nacional EUPV
Alacant, 13 de junio de 2009.

 

 

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s