Los trabajadores vencidos

“Los trabajadores desmoralizados y al borde del suicidio, por mucho que sean víctimas de la opresión capitalista, no nos interesan a los que pretendemos acabar con ese orden, nunca mejor dicho, inhumano. Por cruel que parezca, nos hacen un favor a los anticapitalistas quitándose de en medio, porque su conducta suicida sólo denota una profunda alienación o asimilación de los valores dominantes, burgueses: individualismo, renuncia a la acción colectiva, aceptación de que su fracaso es personal, legitimación de los “triunfadores” explotadores, carencia de conciencia de clase. Se diría que el proletario suicida quisiera solucionar un problema a su amo en vez de dirigir sus fuerzas a la resistencia y ofensiva contra su agresor; resta fuerzas a los que combaten el capital. La respuesta no es la inmolación al dios Capital, sino la multiplicación de checas.”

Ciertamente es cruel, y mi opinión de divide en dos vertientes. Estoy de acuerdo en que cuando un trabajador claudica y sirve al patrón como un esquirol es por que ha hecho suyos los ideales del capital; se excusa con la típica frase que he oído siempre a muchos pseudo-ricos: “Si a mi jefe le va bien a mi me va bien”. Pero esta afirmación tiene las patas muy cortas ya que si al jefe le va bien puede prescindir de ti para que le vaya mejor. El trabajador es el eslabón más débil de la cadena por lo que solo la colectivización de la lucha puede llevar a buen término la misma. No así el individualismo egoísta que propugna el capitalismo que te enseña a pisotear al otro para salir tu del hoyo primero y al resto que les den.
Claro que tampoco estoy de acuerdo en el aspecto de que nos beneficie el hecho de dejar de lado al compañero con el cerebro labado. Cada obrero esquirol, cada persona que se abandona a la vorágine capitalista es un fracaso para nosotros, los que nos consideramos Cinti-capitalistas y despreciamos la adoración al gran Dios de este sistema llamado Dinero. El sistema capitalista es como un Matrix. Vives inmerso en él. Te rodea por todas partes. Por eso todos debemos saltar a la vez. Hay muchos que me dicen que no se puede cambiar nada. Que es imposible. Que el monstruo es muy grande. Yo siempre suelo contestar: “mejor! Más ruido hará al caer!” Por que estoy convencido de que lo podemos tumbar.

 

Se me olvidaba! El texto entrecomillado escrito arriba pertenece a un comentario de la siguiente noticia:

Una guía antisuicidio para encajar el paro
Irlanda emitirá más de 100.000 folletos sobre salud mental para prevenir suicidios entre los jóvenes que no tienen empleo o enfrentan dificultades económicas
http://www.publico.es

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s