La mayoria silenciosa

Basilio Pozo-Durán ____ http://basiliopozoduran.org

 

Gente. ¿Qué gente? La gente está en otra. En la otra trinchera: la del capital. Prefieren mayo, aunque éste sea más lluvioso que abril. Por momentos parece confirmarse la sospecha de que votan sin saber lo que votan. Les maneja la culpa, la tradición, las apariencias. Y el miedo, sobre todo esto. “¡Viva el miedo!”, se puede oir como un estribillo pegadizo en todos los informativos.

Al sistema nada le favorece más que esa mayoría silenciosa […] su mayor deseo es no meterse en problemas, mucho menos si éstos no les afectan directamente. Se limitan a portarse bien, y a que nadie les encuentre fuera de la norma establecida. […] A los que nos gusta la libertad corremos a decirles que así no son realmente libres. Entonces su silencio se llena de expresiones aprendidas, frases hechas, categorías morales… Todo menos afrontar la cuestión de fondo: ¿cómo ser libres?

De la democracia representativa a la democracia directa. De las organizaciones de izquierda, del simple comunismo al comunismo libertario. Acción directa, individuos, frente a acumulación de fuerzas, sociedad. Pero, ¿cómo pensar el individuo fuera de la sociedad? Es ésta la que posibilita que haya individuos, y es ésta por la que estamos condicionados como individuos. Hasta el acto más individualista llega a ser una realización social, un acto posibilitado por esa misma sociedad que tantas veces se nos presenta como nuestra enemiga.
Sueñan con bailar cada noche con el amor de su vida, y van y vuelven del trabajo como quien va y vuelve a la realidad. Y a menudo concluimos que acaban pensando aquello que desean en vez de pensar la realidad, lo que les hace vivir (o sobrevivir) así y no de otra manera. Pero la misma confusión podemos sufrir si nos abandonamos a la estrategia del activismo individualista, sin establecer sinergia alguna, sin enlaces críticos que están en esa sociedad contra la que luchamos.
Como mayoría silenciosa, su mayor deseo es no meterse en problemas, mucho menos si éstos no les afectan directamente. Se limitan a portarse bien, y a que nadie les encuentre fuera de la norma establecida. Y se entregan a estas ideas como si realmente fuera ése su irremediable destino. A los que nos gusta la libertad corremos a decirles que así no son realmente libres. Entonces su silencio se llena de expresiones aprendidas, frases hechas, categorías morales… Todo menos afrontar la cuestión de fondo: ¿cómo ser libres?
Al sistema nada le favorece más que esa mayoría silenciosa, hecha de un silencio rellenado con el ruido de las mentiras del mercado y el progreso material ilimitado. Por eso que debamos lograr el silencio real en esa llamada mayoría silenciosa. Un silencio que posibilite el escuchar desde una disposición del pensamiento totalmente sin barreras, derribando los límites de lo que su razón les permitía hasta ahora plantearse.
Así, la tarea a la que nos enfrentamos no es otra que la de “silenciar a la mayoría silenciosa”. Y es una tarea que debe ser abordada tanto desde el comunismo en las organizaciones de izquierda insertas en la democracia representativa, como desde el comunismo libertario que defiende la democracia directa hasta la abolición de todo cargo y autoridad.
Ambos deben poner en funcionamiento las dinámicas que posibiliten una acumulación de fuerzas suficiente para que, llegado el momento del cambio, éste pueda ser aceptado, reconocido como propio (no impuesto desde fuera) por la sociedad. Ahora puede que sea nuestra enemiga, pero luego deberá ser nuestra aliada en la consolidación de ese nuevo orden que deseamos libre de toda desigualdad. No olvidemos que la revolución será social o nunca será.

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s