Un ciudadano que pasó por el parlamento

No voy a escribir demasiado sobre Labordeta: lo que hay que escribir está escrito por Jorge (por cierto, turolense) en La Casa Roja. Pero sí me llama la atención cómo están tratando los medios que he escuchado y leído desde anoche el momento en que mandó a la mierda a los diputados del PP que no le dejaban hablar. Lo están comentando como ejemplo de un carácter gruñón amparado en su socarronería.

 

No creo que fuera un ejemplo del carácter personal sino de una disposición ante la política. Nos convertimos en ciudadanos cuando mandamos a la mierda a quienes quieren que actuemos como súbditos. No recordaba el contexto de aquel gesto de dignidad: hablando de movilidad Labordeta contaba que él se movía en su coche despacito, no como ellos que van con sus escoltas a toda velocidad echando a un lado a quienes consideran inferiores. Y los señoritos de derechas comenzaron a portarse como los gilipollas que son. Y Labordeta se lo dijo. Les mandó justísimamente a la mierda. Y en el vídeo podéis ver que mientras él les contaba que ya no se callan quienes fueron perseguidos y torturados los señoritos gilipollas se parten de risa, con una risa tan gilipollas como ellos mismos.

Labordeta no hubiera contemporizado con Sarkozy y habría denunciado el racismo con esa impertinencia que tanto interrumpe el discreto encanto de sus señorías: en el Parlamento él no actuó como un invitado a la mesa de los señoritos encantado de, por fin, poder ser como ellos, sino como un ciudadano que pasaba unos años en el Parlamento echando una mano a quienes compartían sus ideas.

Con lo que defendió yo no siempre estaba de acuerdo: en ese mismo vídeo Labordeta urgía a Álvarez Cascos para que el AVE llegara antes a Zaragoza, urgencia que no comparto; también mantuvo una confianza en Zapatero más allá de lo que uno considera prudente. Los ciudadanos cometemos errores (puede que sea yo el errado). Pero si se es ciudadano no se es señorito ni cortesano. Y muy pocos superan el paso por el alto politiqueo sin dejar de ser ciudadano como hizo Labordeta.

Hugo Martinez Abarca
http://blogs.tercerainformacion.es/iiirepublica/2010/09/19/un-ciudadano-que-paso-por-el-parlamento/

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s