Decepcionante reportaje sobre Belén Esteban en el País Semanal

Curro Cañete Leyva

Cualquier observador medianamente serio y crítico puede comprobar ya los primeros efectos del lazo que une Prisa y Telecinco. También es posible temer lo que puede llegar. Hoy le dedican la portada de El País Semanal (el mejor dominical que tenemos en este país, al menos hasta el momento) a Belén Esteban (entrevista incluida), lo que ya es bastante fuerte de por sí. Y vale, es todo un detalle que no la llamen Princesa del pueblo (ya saben que tal calificativo es un invento interesado de su cadena, que ella no es modelo del pueblo, obviamente), pero lo cierto es que el reportaje viene a ser de todo menos objetivo. Recorren la biografía de Belén desde que era esa mujer saludable que andaba detrás del hombre del que estaba enamorada (Jesulín) y resaltan sus cualidades, pero obvian aquellos episodios de manipulación y mentiras que… también han marcado su trayectoria televisiva. Tampoco dicen nada, por supuesto, de las denuncias que hicieron que el Defensor del Menor se preocupara por su hija (nombrada por su mamá día sí, día no, en televisión) ni los desmedidos y crueles ataques que la de San Blas ha ido enviando en bandeja a Jesulín y a Campanario a lo largo de todos estos años. En mi opinión, elevan hasta casi el cielo no sólo a Belén Esteban, sino también a su programa, Sálvame, que sale muy fortalecido de la lectura de este reportaje (“nuevo corazón”; tiene “la modernidad neotelevisiva de crear una interacción continua con el televidente”; está “bien producido , iluminado, decorado y dirigido”) del que casi lo más malo que se atreven a escribir es que tiene “la desfachatez de un programa de hora golfa” y “el cruel cotilleo de un espacio rosa”). Nada dicen de las guerras abiertas que mantienen, de la violencia que transmite, de la descarada propagación de los peores valores del ser humano, del machismo rancio y el conservadurismo caduco que tantas veces se encuentra en él, de la de las demandas por intromisiones al derecho al honor. Tampoco mencionan ni analizan las putadas tan gordas que hacen a gente indefensa cada día ni –aún peor- que se hacen entre colaboradores. A Belén el reportaje la deja por las nubes pero, eso sí, entrecomillando declaraciones de personas que la conocen, desde Jorge Javier (al que califican como ¡“amante de la literatura del Siglo XIX!”) hasta Paolo Vasile, que llega a compararla con ¡el bueno de Forrest Gump! (esto sí que es fuerte, admítanlo). Hombre, para que no sea tan descarado el posicionamiento ni el lavado de imagen que hacen de Sálvame, intercalan en la parte final del reportaje la opinión de Gerard Imbert, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, que critica dura y acertadamente a Belén Esteban. Y uno se pregunta: Si han recogido tantas declaraciones de gente que quiere y admira a Belén, ¿por qué no han recogido también las de algunos de tantos intelectuales que alertan sobre los perjuicios graves de ese modelo televisivo, cuando algunos de ellos, por cierto, son destacadas voces de El País? “La verdad no existe; nada de lo que se ve en televisión lo es. En todo caso, buscamos la verdad”, dice Paolo Vasile, y se queda tan ancho. El periodista que ha escrito el reportaje lo recoge, sin más, y no cuestiona. Escribe, eso sí, que “queda Belén para rato”. Mientras, Gabilondo declara hoy en una entrevista en El Mundo que le “molesta terminar en un cierre tan doloroso”. No me negaréis que preocupa y asusta un poco ver por dónde van las cosas

http://nosolocurro.wordpress.com/2010/12/19/domingo-11-34-decepcionante-reportaje-sobre-belen-esteban-en-el-pais-semanal/

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s