Y ETA dijo… ¡Que viene el lobo!

Sabéis de aquel cuento de la niña y lo de: “Que viene el lobo! Que viene el lobo!”? La niña, subía a la colina y cuando se aburría empezaba a correr bajando la colina gritando “¡Que viene el lobo!” para observar divertida como la gente temerosa guardaba sus animales y se encerraban en casa. Al principio le creían, pero luego fue perdiendo credibilidad, ya que el lobo nunca aparecía. Hasta que un día ya nadie le hizo caso. Pero ese día si lo había visto de verdad. Ese día si apareció. La niña gritó y corrió cuanto pudo… pero ya nadie le creyó y el lobo acabó comiéndosela.
Algo similar le ha pasado a ETA esta vez con su anuncio. Tras muchas treguas, cada una con su pertinente cúmulo de coletillas, ya nadie les cree. Puede que sea cierto y todo, pero son muchos ya de treguas, negociaciones, anuncios que han desembocado en ruptura y atentados, dolor y muerte. Demasiada sangre ya fluyendo de forma inútil. Porque aunque ETA naciera en un contexto donde la lucha armada podía tener algo de sentido frente a un estado fascista que aplicaba como arma el terrorismo de estado, hoy en día carece de sentido. ETA es un anacronismo histórico. Un grupúsculo cada vez menos numeroso que se ha negado a evolucionar. Esto lleva a una curiosa paradoja. Hoy día, ETA es el principal escollo para una hipotética independencia de las tierras vascas. La izquierda abertzale es muy amplia, y merece un espacio dentro de la política. Aunque esto no interese demasiado a los políticos (casi)democráticos a los que les renta más ilegalizar que hablar. Rompo una lanza pues a favor de esa parte de la izquierda abertzale sepultada por la estupidez de ETA. Porque hay gente que quiere la independencia, pero también la paz. Estos son a los que hay que escuchar. A estos son a quienes hay que sentar en la mesa. Porque si les damos las herramientas adecuadas, podrán ser capaces de estirar de los violentos hacia su jubilación definitiva. Curioso que en vez de intentar solucionar el problema de verdad, se opta por meterlos en el mismo saco propiciando que sean los violentos los que arrastren a los no-violentos. Curioso también que se ilegalice un partido por “no condenar la violencia” mientras se ignora a partidos que dan cobertura a hechos delictivos y un terrorismo de baja intensidad que sufrimos aquí en Alzira y en el resto del País valenciano. Estos elementos, reunidos en partidos políticos con unos estatutos  de laboratorio tienen nombre. Esp2000, por ejemplo.

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s