¿Por qué Camps dimite?

Me levanto de la siesta y me encuentro con que el señor Camps ha dimitido. Me ha costado creerlo… hasta he pensado que era la jugarreta de algún hacker. Pero no. Es real.
Ahora viene cuando me asaltan las dudas. Preguntas que me brotan sin buscarlas y que no se si otras personas tienen en la cabeza o si tienen las respuestas.

¿Por qué ahora? ¿Por qué no pagar la multa y continua como si tal cosa? ¿Por qué ha esperado hasta este momento? ¿Por qué el PP de la Comunitat presentó a un candidato que sabía podía enfrentarse al banquillo? ¿No preveían que esto podía pasar?
Y sobretodo… ¿Por qué el señor Camps no admitió desde un principio que ese tal Correa era amigo suyo y que había recibido regalos de él como toda persona recibe regalos de sus amigos? Si a mi me regalan una petaca es lógico que un pijo con mucho más poder adquisitivo regale cosas de más valor. ¿Por qué no salir después renegando de esa persona diciendo sentirse traicionado por confiar en alguien que pensaba buen amigo y que resultó que se estaba aprovechando de él para parasitar del PP y de la Generalitat? A partir de ahí, un poco de mea culpa y a salir por la puerta grande. Pero han elegido el camino más corto. El de mentir… Pero a todo cerdo le llega su San Martín.

Todos sabemos que esto no es cosa de 4 trajes. Que Orange Market se llevó pasta a capazos en forma de favores y que la financiación del PP en la Generalitat está bajo la lupa de la justicia. Que en muchas instituciones de la generalitat se va el dinero de una forma escandalosa en fastos, gastos superfluos y en pagos por favores. Que se manipula de forma descarada en los medios públicos como Canal9. Pero todo esto podía haber sido sepultado por la maquinaria propagandística del PP (brillante en muchas ocasiones) con un “molt honorable president” traicionado por el malo malísimo de Correa. Pero no, ahora les toca hacer frente a la vergüenza nacional que supone, no solo el hecho de dimitir, sino de ser un obstáculo para el mismo Rajoy. Porque los tentáculos de Blasco y la maquinaria manipuladora del PP no llegan mucho más allá de Requena, y cuando uno sale del País Valencià se percata de que la gente que lo ve desde fuera se cuestiona el porque elegimos elección tras elección a un señor como el ahora dimitido Camps.

En fin, solo queda desearle suerte al señor Camps. Seguro que después de esto le dan algún puestecillo en algún consejo de administración.

Bona sort señor Camps

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Por qué Camps dimite?

  1. Julián dijo:

    ¿Señor? Hay que ver como se devalúan las palabras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s