Otoño.

Se nota que estamos en otoño. Las tormentas típicas de esta estación llegan alimentadas por el cálido Mediterráneo. Tormentas que descargan sin piedad alimentando así ríos y barrancos; anegando los secos huertos que ha dejado el verano. De la misma forma descarga la soberbia y el cinismo colmatando de obtusa hipocresía las mentes secas por la ignorancia. Ignorancia enorgullecida que como un torrente me arrastra hacia la decepción. Por mucho que a veces me empeñe en aletear en sentido contrario.

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s