La doble vara de medir.

Hay cosas que uno no se espera, pero que no acaban de sorprenderle. En este caso, no resulta demasiado sorprendente que Pablo Hasel fuese detenido por “apología del terrorismo”. Continuamos con la misma doble vara de medir de siempre.
Da igual que Anglada pronuncie un discurso fascista que atenta contra los derechos humanos y la más simple lógica en Barcelona. Es igual que Fraga diga aquello de: “Yo a los nacionalistas los colgaba de un árbol”. No importa que determinados elementos de la derecha más rancia exalten dictaduras fascistas responsables de miles de asesinatos sistemáticos en Argentina, Chile o la propia dictadura del general Franco. No importa que Mayor Oreja se quede solo en el parlamento junto con la extrema derecha europea cuando se vota la condena de la dictadura del Generalísimo; normal, para él fue una época de “extraordinaria placidez”.
Pero otro gallo canta cuando quién habla es una persona que ensalza la lucha. Los mismos que llaman disidentes a los fascistas cubanos o venezolanos, llaman aquí “anti-sistema” a quienes aspiramos a deconstruir un sistema injusto.
La transición no fue ese paso modélico de una dictadura a una democracia. Fue un ejercicio de amnesia colectiva impuesto por la oligarquía fascista que aún hoy sus hijos gobiernan. La audiencia nacional se encarga de velar para que todo esté atado y bien atado.
En la memoria tenemos aún los porrazos en las manifestaciones de Agosto que nos recordaban a las cargas de los grises. Los mismos perros con distinto color de pelaje. La ilegalización de formaciones políticas y el cierre de diarios como Eguin, el cual se demostró, años después, que nada tenía que ver con ETA. Los porrazos en el Cabanyal y las 50 personas heridas por los perros con placa de la huelga general de hace un año. Y luego dicen que somos libre para decidir… claro que con la porra de Damocles sobre la cabeza, la cual caerá si a la oligarquía dominante no le interesa escuchar.
El último en sufrir el ataque de ese tribunal de excepción encargado de perseguir a quienes se salgan un poco del redil ha sido Pablo Hasel, ya en libertad pero con cargos. Según este tribunal de excepción ensalzar la lucha por transformar el sistema, por deconstruirlo y echar a la oligarquía fascista de la montura desde la cual fustigan al pueblo es peligroso. Pues bien, que vayan preparando celdas, porque la lucha por cambiar el mundo no la van a detener sus tribunales serviles ni sus perros con placa.

No me da pena tu tiro en la nuca pepero.
Me da pena el que muere en una patera.

No me da pena tu tiro en la nuca socialisto.
Me da pena el que muere en un andamio

No me da pena tu tiro en la nuca banquero.
Me da pena el suicida por la presión del sistema

No me da pena tu tiro en la nuca millonario.
Me da pena el que duerme hambriento en un banco.

Pablo Hasel

 

PD: ¿Donde está Izquierda Unida? Aquí, peleando por y con las compañeras y compañeros.

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s