Un pequeño, pero gran acto.

A lo largo de la vida una persona se descafeína… va dejando de lado sus ideales y sueños. Pero siempre hay quién cree en lo que cree hasta el final. Quien no se resigna ni renuncia a sus ideas; no renuncia a creer y soñar; no renuncia por muchos palos que la vida le dé. Y sobretodo, unos seres queridos que cumplen su última voluntad; su último acto de dignidad.
Como dijo otro compañero, Ni nos domaron, ni nos doblegaron ni nos van a domesticar. Por eso solo puedo decir; bienvenido a casa camarada.

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un pequeño, pero gran acto.

  1. melky52 dijo:

    Sus ejemplos siempre quedan.¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s