Trabajo, política y personas.

Esta entrada no tiene foto a pesar de que en los últimos tres días las he hecho a cantidades industriales. Por primera vez no soy dueño de las fotos que hago… Esto tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. La buena es porque por fin me pagan por ellas (de becario… pero algo es algo) Lo malo es que pese a haber hecho fotos que me inspiran no puedo utilizarlas… Supongo que podría pedirlas y tal. Pero prefiero acostumbrarme a que las fotografías que hago pueden no estar siempre a mi servicio para disfrute o regocijo mío.

Por otra parte me ha decepcionado bastante observar como hay gente que no comprende que es una beca y/o con qué criterios se da. Nunca en mi vida me han dado una beca hasta este año. Hasta este año nunca me había hecho falta. Hasta ahora no me habían dado nada que no me hubiese trabajado antes… Y si nos atenemos a con qué criterios se da una ayuda, en este caso tampoco me han dado nada que no me haya trabajado. ¿O es que aún no saben que curso un FP superior? No obstante me ha sorprendido la saña con la que algunos arremeten de forma interesada, supongo, en intentar desacreditarme hablando de copas y amigos del PP. Hay quienes aún no distinguen entre política, personas y trabajo. Un curro es un curro, y las fotos, para el archivo o para las notas de prensa del Ayto son solo eso, fotos. Eso no significa que yo me vaya a callar ni mucho menos. He ahí donde entra, fuera del curro, mi activismo político. El cual no se va a extinguir ni mucho menos… Todo el mundo tiene un precio, pero el mío no es un sueldo… y mucho menos de 500 euros brutos de una beca en cuyas bases se puede ver que no se regalan precisamente.  
Cada persona puede ser lo que sea y votar lo que por conciencia ideas, interés  o desconocimiento quiera votar. Hubo un tiempo en la que la política estuvo por encima de las personas… Allá por el 36. Algunos parece que se quedaron en aquellos años y les falta el tiempo para fusilar a quién habla con el otro “bando”. Sin tener en cuenta que la sociedad, esa que pretendemos transformar, no se cambia eliminando a quién no piensa como uno, sino convenciendo de que de esta o salimos todos o no sale nadie. Porque no se puede aspirar a que todo el mundo piense como piensa uno. Porque ni siquiera con compañeras y compañeros de izquierda estoy de acuerdo en todo.  Algunos, desde la izquierda (parece ser) pretender hacer de su pensamiento el pensamiento. El pensamiento único, olvidando que ese es el modus operandi del otro “bando”, ese que dicen combatir. Que dicen combatir… Claro, porque es muy fácil hablar y hacer la revolución vía feisbuk.

PD: ¿Esto lo lee alguien del Ayto? Espero que sepan comprender entonces mi activismo, que no es nada personal (solo negocios) y que sé distinguir perfectamente la realidad de los sueños “revolucionarios”.

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Trabajo, política y personas.

  1. Llegit, i entés, I compartit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s