Sencillamente genial.

Reflexión de una feminazi al anuncio de Desigual:

Feminismo de la Desigual-dad

Menuda se ha liado. La primera campaña de televisión de Desigual no ha dejado indiferente a nadie. Una visión del feminismo que creemos bienintencionada pero desastrosamente ejecutada. Por supuesto, la Filósofa Frívola no podia dejar de dar su punto de vista del asunto.


10 diciembre 2012

“Si el protagonista hubiese sido un tío seguro que estarían ya todas las feminazis ahí echándose encima, jeje” rezaba un comentario al vídeo del polémico (en algunas casos, por las razones incorrectas) anuncio de Desigual.

Veamos, corazones. En primer lugar, y a ver si os va quedando claro, las feminazis vamos a volcar toda nuestra ira sobre cualquiera y por cualquier nimiedad que profiera/haga, que pueda guardar cualquier tipo de relación (directa o indirecta, e incluso remota) con lo que nosotras percibimos (gracias a unos poderes mágicos que nos proporcionan las mooncups) como opresión fálica. Por eso somos feminazis, jolín. En segundo lugar, las feminazis tenemos muchísimas razones para cabrearnos y acabar haciéndole publi gratis a esta marca de textil tan happy y tan buenrro, pero que al fin y al cabo fabrica en la India y en China, no quiero saber en qué condiciones.

El vídeo en cuestión (sé que hay tres, pero sólo he visto uno, mi médico ha sido bastante serio al respecto) nos muestra a una liberadísima treintañera con un piso de putísima madre, que, además de tener un personal shopper ciego, está dispuesta a jincarse al jefe sin importarle lo que piensen LAS de contabilidad. Eso sí, se tira un minuto ofreciéndonos explicaciones que nadie ha pedido sobre si “se lo merece” y no sé qué historias y justificaciones absurdas porque ella lo vale. Chica, te diré una cosa: si verbalizas, es que algo de importancia sí que le estás dando ¿no? Huy, creo que te he pillado.

La treintañera cachonda con dudoso gusto ropístico no para durante todo el minuto de despropósito publicitario de tratar de justificarse para poder llevar a cabo un comportamiento entendido como típicamente masculino según los valores de esta nuestra tan chachi cultura heteropatriarcal (cultura que, según algunos negacionistas, nos inventamos un día las feminazis mientras nos atusábamos entre nosotras los pelos del sobaco con ahínco y tesón). Pues déjame decirte que no estás tan liberada, chica de Desigual, que te crees feminista de la igualdad y no llegas a Carla Bruni.

La “igualdad” que propugnas es la que le mola al enemigo con testículos, porque no es problemática ¡y así follará mucho más! Se trata de una liberación sexual/igualdad de género mal entendida: actuar como el opresor, como el obrero que quiere pasar de ser explotado a explotar, ser un mono de imitación de valores y costumbres que objetivizan al prójimo, lo convierten en un cachocarneconojos, promueven la agresividad y demás lindezas clásicamente patriarcales. Es el típico caso de igualdaditis mal entendiditis, como una ministra embarazada pasando revista a la tropas (¡qué moderno! MEEEEC: error) o como cuando algún retardadillo te comenta “huy sí, seguro que si gobernaran mujeres en todos los países del mundo estaríamos mejor que ahora, no hay más que fijarse en ejemplos como el Thatcher o a Aguirre”.

Que gobierne un ser con pilila o con toto me es absolutamente indiferente. Lo que habría de coronar la cúspide de la pirámide de los valores molones con los que nos regiríamos si en mi feminazi mano estuviere es aquello que venimos entendiendo como “lo femenino”: la solidaridad, la hermandad, el cuidado de lo común, etc. Vamos que me daría igual si la tía de Desigual hubiera tenido pene. Lo que cuenta es que representa unos valores caca, pero no por ir follando por ahí, que me parece chupi, sino por esa forma tan tonta de querer parecerse a “los tíos”: como soy super feminista y super pro-igualdad les voy a tratar como al ganao, que es como llevan tratándome ellos a mi milenios. O voy a escalar puestos en la vida para convertirme en una déspota mandataria con puño de hierro. Y ya si ves que tal, siéntate en el metro espatarrada, escupe, eructa en público, y saluda a tus amigotes con una palmotá en la espalda, no vaya a ser que se piensen que eres gay por darles dos besos o un abrazo afectuoso. Luego le dará vergüenza confesar que practica sexo anal o que le gusta darse de hostias en la cama con sus compañeros sexuales. Luego dirá que ella no es feminista, como las Katy Perrys de la vida, porque eso está superado, porque ya nos podemos comportar como los hombres, porque ella es moderna y se depila el bigote.

Y más allá de estas ideas que me han quedado un poco como del feminismo de la diferencia, y más tarde igual me arrepiento, me gustaría decirle a la chica del anuncio de Desigual que los jefes no están para tirárselos, sino para enviarlos a Laponia a que mediten sobre sus acciones en un campo de reeducación, mientras las de contabilidad, esas que te preocupan tanto porque hay que ver “qué malas somos las tías entre nosotras” tú y tus compañeros colectivizáis la empresa.

Basta ya de abuso patronal y de feminismo mal entendido.

http://www.madriz.com/feminismo-de-la-desigual-dad/

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s