Inmóvil desde aquellos años

Hay quién añora a Luis Suñer. Y no es de extrañar; bajo su mecenazgo Alzira fue una ciudad próspera. Supongo que si alguien pone el dinero es más fácil avanzar… Pero lo que pasa en Alzira no es que nos cueste, sino que da la sensación de que la gente está aletargada. Esperando a que alguien venga y solucione las cosas. Mientras tanto los y las ciudadanas de está ciudad vive sin vivir, esperando a que algo pase, a que otro Moisés venga con su maná a cebarnos en vez de pensar como hacer pan. Y de esa forma, empresarios y gente de éxito es la que pone su nombre a las calles mientras su legado, como en este caso, se desdibuja en el tiempo. Porque nada es para siempre, nada perdura lo suficiente en el tiempo como para mantener vivo a un pueblo. Ningún mesías vendrá a hacer lo que nosotros no hagamos. Porque Luis Suñer no volverá. La vieja factoría representa muy bien lo que les pasa a quienes se quedan esperando ese regreso.

Anuncios

Acerca de hayack

Hayack, de cuyo nombre no quiero acordarme, es técnico superior en imagen, adiestrado para manejar todo trasto, manual, analógico o a pedales, con lente y botones. Adiestrado en tratamiento digital de la imagen, retoque, montaje de vídeo etc. Titulado precario buscando un hueco en este sistema que no comprende. Observador inadaptado que se cuestiona si todo el mundo va al revés o es un servidor quién va en dirección contraria.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s